Historia De Roma: Trajano

Trajano, emperador romano, disnasti antonina, roma, cinco buenos emperadores

             Marco Ulpio Trajano, el segundo emperador de la Dinastía Antonina, no sólo fue uno de los cinco buenos emperadores, sino que el senado le dío el título de «Optimus Princeps» (el mejor de los príncipes).

           Marco Ulpio Trajano nació el 18 de Setiembre del año 53, en la ciudad de Itálica, en la provincia romana de Baetica, actualmente Itálica se corresponde con la ciudad de Santiponce y Baetica era en grandes rasgos la actual Andalucia. Si bien por nacimiento era hispánico, étnicamente se lo considera romano, ya que pertenecía a una familia latina o al menos a una familia hispánica que había sido asimilada hace generaciones en la cultura latina. Lo que no es extraño ya que Hispania fue uno de los primeros territorios fuera de Italia en ser conquistados por Roma. Su padre fue un prominente senador cuyos contactos políticos sin duda ayudaron a su hijo en su carrera política.

              Comprometidos con la causa de los Flavios, Trajano padre fue recompensado como gobernador de Siria durante los años 76 y 77, en los cuales llevó a su hijo como tribuno militar. El futuro Emperador demostró rápidamente su talento para las cuestiones castrenses. Y si bien su padre cesó en su carga tras dos años tal como estaba dispuesto, Trajano fue llamado por generales de diversos generales apostados en todos los rincones del imperio, ya que se trataba de un oficial eficiente y dotado para las acciones del ejército. Rápidamente fue ascendiendo posiciones dentro de la estructura militar y haciéndose de una sólida de reputación. Para el año 91, sus servicios al gobierno habían sido tan destacados, que Domiciano los premió con el consulado. Desde este puesto demostró que no sólo era capaz como hombre de armas sino también como administrador civil e hizo importantes contactos políticos que le servirían para el futuro.

              En el año 96, el cada vez más paranoico Domiciano es asesinado y el senado nombra a Nerva en su lugar. El nuevo Emperador resultó ser un hombre justo y bien intencionado, pero carecía del apoyo del ejército y era ya demasiado anciano para las exigencias del cargo en semejante situación política. Tras un motín de la guardia pretoriana, quedó demostrado que su gobierno era demasiado débil y nombró a Trajano como su heredero.

               El gobierno de Nerva se vio fortalecido tras esta decisión y a los tres meses murió, ascendiendo Trajano sin mayores dificultades. El nuevo Emperador fue recibido con entusiasmo y expectativa debido a que era muy popular y bien considerado por la clase política.

              Quizás el aspecto más relevante del gobierno de Trajano es que fue en el momento en que el Imperio Romano alcanzó su máxima extensión y la última vez que Roma tuvo una política ofensiva de fronteras. Bajo su mando se hizo la guerra contra los dacios y el Imperio Parto. Dacia fue totalmente anexionada a Roma y los partos fueron obligados a ceder una importante extensión de territorio a favor de Roma. Estás adquisiciones significaron por su parte, una importante cantidad de nuevos recursos en la economía.

               Pese a que buena parte de su gestión la pasó en campaña militar, no descuidó la administración interna del gobierno. Fue liberal con el senado permitiéndole mayores libertades y autonomías de las que sus sucesores le habían dado. Tampoco copó el panorama político, de los 19 años que duró su reinado, sólo cinco veces reclamó para sí el consulado. Hizo una importante obra pública de infraestructura y edificios entre los que destaca el Foro Trajano con su magnifica columna central con bajo relieves que representan la campaña del Emperador contra los dacios. Tuvo una gran preocupación por las cuestiones sociales, puso principal hincapié en mejorar el sistema gubernamental de distribución de alimentos, fundó diversos centros educativos para las clases menos favorecidas de Roma e intentó promocionar las actividades agrarias. Fue el único Emperador al que el senado le otorgó el título de “Optimus Princeps” (el mejor de los príncipes).

                  Resulta curioso e incluso revelador de que un hombre tan fructífero y querido en el plano público, tuviera tantos aspectos negativos o al menos polémicos en su vida privada. Trajano era posiblemente un alcohólico crónico aunque se precavía de no tomar ninguna decisión de gobierno en estado de ebriedad. Era pedofilo a tal grado que se bromeaba que su esposa podía ser Vestal (sacerdotisa que tenía la obligación de permanecer virgen). Cabe aclarar que la pedofilia era considerada en el mundo romano una excentricidad y no un crimen como en nuestra sociedad.

                  Trajano murió de causas naturales el 9 de Agosto del año 117 a la edad de 63 años. En circunstancias no del todo claras, fue sucedido por su sobrino lejano, Adriano.

imperio romano, trajano maxima extención

Durante el gobierno de Trajano el imperio romano alcanzó su máxima extención. Aquí se muestra un mapa de Roma durante su apogeo.

 

2 comments

  1. Carlos David Velasco

    Es un artículo ligero pero bien documentado. Quizá hubiera sido más completo si se hubiera incluido información sobre los actos de caracter cultural que realizó en su vida, como la biblioteca Ulpiana y otros.

  2. Escribe tu comentario mi comentqario es que deben ser un poco mas brebes y decir las cosas en un solo parráfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies