Departamento de salud gainesville ga http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html global seguros de salud oklahoma http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html no comprar provigil receta

Expandiendo las fronteras

blogerredas 20 agosto, 2010 0

cuadro



La Primera Guerra Mundial (1914 – 1918) produjo un cambio profundo en el orden establecido en el mundo hasta ese momento: el imperialismo de Estados Unidos, surgido a partir de sus monopolios, ganó un lugar por sobre las potencias de Europa que ya no dominarán la economía mundial. Además Rusia produjo su revolución en 1917, y las ideas que la sustentaron comenzaron a difundirse ampliamente.

Latinoamérica formó parte de toda esta reestructuración: durante la guerra se interrumpió la exportación de materias primas a Europa, y se generaron movimientos por medio de los cuales, las clases medias se integraron a la vida política. De esta manera la clase media se integró al proletariado y los valores de la oligarquía tradicional se vieron desprestigiados y progresivamente relegados.

Este ámbito de movimiento y cambio permanente facilitó el surgimiento de diversos grupos de artistas que tenían como objetivo lograr una abrupta ruptura con el pasado. Expresionismo, Superrealismo, Dadaísmo, Ultraísmo, Futurismo fueron algunos movimientos que surgieron en la Europa de posguerra, y a los cuales se los denominó movimientos de vanguardia.

Desde un comienzo, Europa había significado para América Latina un modelo de Estado, y un mercado donde poder vender sus materias primas. Pero como consecuencia de la Primera Guerra Mundial, el continente europeo dejará de cumplir ese papel de “padre” de Latinoamérica y progresivamente, ese mismo rol lo comenzará a desempeñar Estados Unidos.

La metodología utilizada por esta potencia imperialista será una política puramente expansionista e intervencionista. La doctrina sustentada por Monroe, “América para los americanos”, fue el trasfondo de la implementación de la política del garrote, que significó la ocupación directa de países que habían perdido su independencia. Estas intervenciones políticas y económicas, como las de Nicaragua, Haiti, Panamá, Honduras y México, caracterizaron el accionar de los Estados Unidos de América.