La educación obligatoria

IMG00503

A pesar de que se trata de una ley que obliga a los menores de edad a estudiar, lo cierto es que la educación obligatoria es mucho más que una ley. Es un sistema que ayuda a todo el mundo a mejorar sus capacidades, aquellas que se tienen de una forma innata siendo potenciadas y aprendiendo a desarrollar otras nuevas.

Entrenar al cerebro para manejar los números, las palabras y la compresión de las imágenes, es algo que una buena educación puede ayudar a lograr siempre y cuando se haga todo lo posible por aprovecharla.

Cualquier niño tiene que aprender a leer y escribir, así como a realizar cálculos. Esto a pesar de que algunas veces no se considera útil en realidad tiene infinidad de aplicaciones, algunas de las cuales resultan de importancia para lograr un objetivo. Por ejemplo, nadie puede continuar aprendiendo nada si no sabe leer primero, y cuando uno se plantea firmar un contrato de cualquier tipo, algo muy habitual en al vida, la única manera de que no le engañen a uno es saber leer bien y no fiarse de todo lo que nos digan, al igual que contar con la capacidad de hacer los cálculos que se consideren necesarios para ajustar un presupuesto, por ejemplo. Todas estas son funciones que la educación obligatoria permite desarrollar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies