Las artes gráficas: Antecedentes.

 El inicio de la historia humana fue plasmada desde siglos antes de la invencion de la escritura, sin embargo, al imprimir fue más sencillo transmitir conocimientos

Si la invención de la escritura marcó el comienzo de la historia humana propiamente dicha, el largo proceso de invención y perfeccionamiento de la imprenta y de las artes gráficas señaló el paso de las sociedades tradicionales a las modernas. Estas últimas, sobre todo cuando se convierten en sociedades de grandes masas, no pueden ordenarse sin el supuesto de la producción de material impreso. Las aplicaciones de las artes gráficas son incontables, y van desde los periódicos y libros hasta los signos de las carreteras, el papel moneda, los productos textiles e incluso los circuitos electrónicos.

Antecedentes.
Bi Sheng nueve siglos antes de cristo creo un método de impresión

La aparición del arte de imprimir exigió, desde el punto de vista técnico, tres supuestos básicos. Para poder imprimir un texto o una imagen era necesario disponer, ante todo, de papel, un elemento que, por su bajo costo y su lisura, es el que mejor se presta a esos fines. El segundo supuesto era la existencia de tintas y colorantes apropiados, y el tercero, algún tipo de superficie que contuviera la imagen que se deseaba imprimir, tallada en piedra o madera, fundida en un metal, o realizada siguiendo otros procedimientos.
Dos mil años antes de Cristo, China estaba en posesión de todos esos elementos. En aquel entonces se utilizaron pilares de mármol sobre los que se habían esculpido textos budistas en relieve. Después de entintados, los peregrinos aplicaban sobre ellos hojas de papel en las que se reproducían, así, aquellos textos.
En el siglo XI de la era cristiana, el alquimista chino Bi Sheng usó por primera vez tipos móviles, cubos de madera en cuyos extremos habían sido tallados los caracteres. Bi Sheng los pegaba sobre una plancha de hierro, los entintaba y procedía a la impresión. El pegamento que usaba le permitía retirar aquellos primeros tipos y volver a utilizarlos. El gran número de ideogramas del alfabeto chino impidió, sin embargo, la divulgación y desarrollo de aquel invento fundamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies