La vivienda de los primeros habitantes del planeta

Las primeras viviendas del ser humano 

Cuando nos dicen que imaginemos a un cavernícola, muchas veces lo primero que nos viene a la mente es un hombre (o mujer) con apenas una piel de algún animal por vestimenta, un garrote y viviendo dentro de una cueva, tal vez con una fogata.
Desde sus inicios el hombre ha tenido necesidad de guarecerse para protegerse de las inclemencias del tiempo, de algunos animales depredadores o bien del mismo hombre.
Con el cambio del ser humano de nómada a sedentario se empiezan a tener posesiones y de ésta manera surge la propiedad privada, entre ellas la vivienda aunque debemos aclarar que los nómadas usaban una especie de refugio transportable, tomando como base una estructura desarmable creada con ramas y huesos de mamut la cual cubrían con pieles, ramas o barro. En la época de las cavernas éste tipo de refugio se usaba cuando el cazador se alejaba de la caverna que le servía de vivienda, la cual usaba de forma permanente durante el invierno.

A pesar de carecer en apariencia de una relevancia para las actuales viviendas, en realidad la misma estructura fue usada para las viviendas estables, cubiertas sobre todo por techos cónicos, más adelante había de reforzarse la estructura con una base de tierra, éste es el origen de la pared.

One comment

  1. gracias por la informacion me sirvio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies