Historia De Roma: Tiberio

Tiberio, emperador, romano, busto, segundo

                  Busto de Tiberio Julio César Augusto, más conocido solamente como Tiberio, segundo emperador romano, goberno desde el año 14 hasta el 37.

               Tiberio Claudio Nerón, nació en Roma en el año 42 ac. Perteneciente a los Claudios una de las familias más antiguas y prestigiosas de Roma, lo que le aseguraba tener al menos cierto prestigio social que se completaba con un buen pasar económico. Cuando tenía ocho años, su madre se divorció de su padre para casarse con Cayo Julio César Octaviano, quien sería el futuro Emperador.

           Durante su adolescencia fue testigo directo de cómo el poder de Octavio se acrecentaba y formó parte de su entorno familiar, aunque fue rezagado en favor de parientes más cercanos de Augusto, hizo una importante carrera política.  Con 18 años fue pretor, ayudó a Agripa a en algunos enfrentamientos contra los partos y los armenios y se casó con Vispasiana, la hija de éste. Ejerció como cónsul durante los años 13ac y 7ac.

          Tras la muerte de Agripa, su probabilidad de ser el heredero de Augusto aumentaron y éste lo obligó a divorciarse de Vispasiana para casarse con Julia, la hija del Emperador. Sin embargo este segundo matrimonio nunca fue feliz y se autoexilió en la isla de Rodas a partir del año 6ac. El alejamiento de Tiberio dejaba a la sucesión en manos de Cayo y Lucio César, nietos de Octavio e hijos adoptivos quienes eran todavía demasiado jóvenes para hacerse cargo del gobierno en caso de que el emperador muriera.

             Sin embargo los dos nietos murieron en el año 2 y 4, sin más opciones, Augusto llamó a Tiberio a Roma, lo adoptó formalmente y lo nombró su heredero. A partir de entonces, comenzó a ser llamado Tiberio Julio César Augusto.

               En el año 14, Octavio Augusto murió y Tiberio asumió el poder en una sucesión natural y sin incidentes. Quizás la tarea más significativa fue confirmar y darle un carácter definitivo al sistema imperial que podría haberse extinguido tras la muerte de Octavio. Estableció una nueva relación de poderes entre el Emperador y el Senado, que en buena medida hacía más implícita quien era la parte más poderosa, pero a su vez dio más poder al senado ya que nunca intentó ejercer influencia en el parlamento más allá de lo establecido en las leyes.

             Hacia el año 22, nombró sucesor a su hijo Nerón Claudio Druso, renombrado Druso Julio César y delegó en él varias funciones de gobierno. Pero su muerte en extrañas circunstancias, debido posiblemente a una conspiración familiar, hicieron que el Emperador se volviera cada vez más paranoico y depresivo. Se alejó gradualmente de los asuntos políticos y mando a asesinar a varios de sus parientes y funcionarios más cercanos.

             El senado por otra parte no supo como aprovechar esta situación y restablecer la República. El gobierno funcionó prácticamente por inercia administrativa. Actualmente, Tiberio es considerado uno de los Emperadores más complejos de evaluar, si bien tuvo episodios de crueldad parecidos a los de Caligula y Nerón, su gobierno ocurrió sin sobresaltos y supo mantener una importante estabilidad política.

             Si bien sólo en su testamento dio a conocer explícitamente a un heredero. Se trataban de las únicas dos personas que en el momento de su muerte, en el año 37, estaban en posición de sucederlo. Su nieto Tiberio Gemelo y su sobrino nieto, Calígula. Con el apoyo del senado, este último se hizo rápidamente con el poder.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies