Historia De Roma: Otón

 Otón, emperador, romano

             A pesar de su corto reinado y de haber sido en su juventu uno de los más desenfrenados amigos de Nerón, Otón demostró gobernar con una nobleza y dignidad pocas veces vista en los emperadores romanos. 

         Marco Salvio Otón nació en el año 32, en el seno de una familia que tenía importantes conexiones políticas con la dinastía Julio-Claudiana y su linaje se remontaba hasta antiguos príncipes etruscos. Su padre, Lucio Otón hizo una importante carrera política bajo el tutelaje de Tiberio y Claudio. Marco Otón pasó gran parte de su juventud como compañero de juergas y excesos de Nerón con quien lo unía una profunda amistad.

        La relación entre Otón y el Emperador finalizó bruscamente en el año 58, cuando la Popea Sabina, la esposa de Otón se volvió la amante de Nerón, finalmente éste obligó el divorcio para poderse casar con ella. Nerón alejó a su antiguo amigo de la corte, nombrándolo gobernador de la provincia de Lusitania. El hecho de que no lo haya mandado asesinar o desterrar sin ninguna clase de miramiento, demuestra que Nerón era una persona más compleja que el cruel déspota  que recuerda el imaginario colectivo.

          Durante los siguientes diez años, Otón gobernó Lusitana con sorprende eficiencia y moderación. En el año 65, su ex esposa, Popea Sabina murió a causa de un puntapié que le propinó Nerón estando bajos los efectos del alcohol. En el año 68, cuando el senado y Galba se rebelan contra el Emperador. Otón inmediatamente se une a la causa de Galba, motivado posiblemente por los rencores que le tenía a Nerón y con la esperanza de que Galba lo nombrara su heredero.

            El gobierno de  Galba, fue muy conflictivo si bien tuvo en un principio el apoyo del senado y de las clases altas, las arcas del estado estaban prácticamente vacías, los sectores más populares mantenían en alta estima a Nerón y veían al nuevo gobierno como ilegítimo. Por su parte las legiones de Germania se negaron a reconocer a Galba como Emperador y nombraron en su lugar a Vitelio quien partió enseguida con un poderoso ejército a apoderarse de Roma.

             Por su parte Galba era ya un anciano, incapaz de darle a su gestión una impronta de actividad y resolución de problemas que las circunstancias requerían. Ni supo mantener la lealtad de aquellos sectores que podían asegurarle la continuidad en el gobierno. Sumido en un espiral de descrédito y hostilidad, Galba nombró a Lucio Calpurnio Pisón como su sucesor. Otón que se sintió traicionado con esta designación no le fue muy difícil sobornar a algunos miembros de la guardia pretoriana, para que la mañana del 15 de Enero del año 69, asesinaran al Emperador y aseguraban su propio ascenso al poder.

             Otón fue ese mismo día declarado Emperador por el senado. Durante su gobierno, hizo una gestión pro activa y demostró ser un gobernador eficaz y moderado. Recibió el apoyo de los sectores más populares debido a su parecido físico y de maneras con Nerón, se le otorgó el nombre de Nerón. Honró la memoria de su antiguo amigo y anunció que se reactivarían algunos de los proyectos inconclusos de este Emperador.

             Sin embargo su máxima preocupación era Vitelio, quien se dirigía hacía Roma para disputarle el título de Emperador. Otón organizó un poderoso ejército que se enfrentó a la fuerzas de Vitelio. Tras una serie de batallas que no definieron el curso de la guerra, los Vitelianos obtuvieron una importante victoria en Bedcriacum.

            Otón contaba con varias legiones que estaban marchando para apoyarlo en la lucha, por lo que e estaba en condiciones de seguir disputando el poder y posiblemente estuviera en mejores condiciones de ganarla. Sin embargo tras su derrota dio a sus tropas un emotivo discurso, marchó a su tienda de campaña a descansar y por la mañana se suicidó.

              Algunos suponen que su suicidio se debió a una mala evaluación de la situación militar, otros que intentó de está forma evitar una cruenta guerra civil. Su gobierno había durado apenas tres meses, del 15 de Enero, al 16 de Abril del año 69. Cuando sus restos fueron incinerados, varios de los soldados que habían combatido por su causa se lanzaron a la hoguera para acompañarlo en su destino final.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies