Historia De Roma: Nerón Primera Parte

Nerón, Emperador romano

Posiblemente la imágen más conocida de Nerón.

            Lucio Domicio Ahenorbardo nació en Diciembre del año 37, aquel Enero Calígula, su tío por parte paterna había ascendido al trono. Su madre era Agripina la menor, la hermana del Emperador y su padre Cneo Domicio Ahenorbardo era un político estrechamente relacionado con la dinastía Julio-Claudia.

         Tras la muerte de Calígula, el poder pasó a manos de Claudio, el tío abuelo de Lucio y tío directo de su madre. En el año 49, cuando el futuro Nerón contaba con 12 años, su madre se casa con Claudio. Cuatro años después, en el 53 se casa con su hermanastra Claudia Octavia y es nombrado heredero al trono junto a su hermanastro Claudio Tiberio Germánico. Como el ser nombrado heredero implicaba de cierta manera una adopción, pasó a llamarse Claudio Nerón César Druso.

         Al año siguiente el Emperador Claudio murió, posiblemente envenenado por su mujer Agripina, quien se aseguró de que el trono fuera a manos de su hijo y Británico fue asesinado. A pesar de tener tan sólo 16 años cuando fue coronado emperador, aparentemente la primera etapa de su gobierno fue bastante moderada y siguió los consejos de su educador, el filósofo Lucio Anneo Séneca, el comandante de la guardia pretoriana Sexto Afranio Burro y su propia madre. Devolvió algunas libertades al senado, los problemas fueron tratados de manera efectiva y se defendieron los derechos de los sectores menos favorecidos.

            Con el tiempo Nerón fue tomando más control de la maquinaria del poder, relegó a un segundo plano a Séneca y a Burro,  mandó asesinar a su madre quien ejercía demasiada influencia tras bastidores y a su esposa para poder casarse con la mujer que amaba, Popea Sabina.

          Su gobierno se volvió cada vez más errático, comenzó a tener tensiones con el senado en el año 62. Y enfrentó los primeros intentos de derrocarlo. En el 65, fue descubierta una conspiración encabezada por Cayo Calpurnio Pisón, con la que Séneca tenía alguna relación. Nerón obligó a su maestro a suicidarse, Burro había muerto por causas naturales unos años antes y el Emperador ya no tenía a ninguno de sus antiguos consejeros.

            Sin embargo uno de los episodios más conocidos del gobierno de Nerón, es el enorme incendio que devastó Roma en el año 64. Popularmente se tiene la creencia, de que Nerón ocasionó el incendio y que mientras la ciudad ardía, el tocaba tranquilamente el arpa. Sin embargo la mayoría de los historiadores aseguran de que en el momento del incendio encontraba fuera de Roma. Que apenas tuvo noticia del mismo, regresó a la ciudad para solucionar la crisis. Que abrió las puertas de su palacio para alojar a muchas personas que quedaron sin hogar y donó importantes fondos a esta causa.

                Luego del incendio, aprobó una serie de medidas de seguridad para evitar que un incendio se extendiera tan fácilmente y realizó un ambicioso plan urbanístico. Dentro del plan, estaba la edificación de Domus Aurea, un enorme y lujoso palacio para uso personal del Emperador, a levantarse sobre parte de los terrenos que el incendio había arrasado. Para la financiación de esta construcción aumentó los impuestos en las provincias. La superstición del pueblo romano en general, que veía las desgracias naturales conectadas de alguna forma con el gobernador de turno, los impuestos cada vez más asfixiantes y la construcción de semejante palacio como residencia de Nerón, levantaron las suspicacias de que había sido responsable del incendio.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies