Chaplin: Ícono cinematográfico

Ícono cinematográfico de todos los tiempos, Chaplin es sin duda una de las figuras más reconocidas a nivel mundial

Nacido el 16 de Abril de 1889 en Londres, Inglaterra, hijo de actores y dotado de un bastón, un pequeño bigote, unos enormes zapatos, un sombrero hongo, y sobre todo muchísimo talento, se convirtió en lo que hasta ahora es un ícono de la industria cinematográfica y sin duda alguna una de las más relevantes personalidades de la cinematografía mundial.

Fue ésta la descripción que el cineasta y actor Charles Spencer Chaplin definió para dar vida a un personaje vagabundo llamado Charlot.

La infancia de Chaplin se dió en precarias condiciones económicas, y se inició en el espectáculo con números de pantomima para teatros de comedia musical. Contrata­do por la compañía de variedades de Fred Karno, emigró a los Estados Unidos, y pronto pasó al cine junto al actor cómico Mack Sennett. Con él rea­lizó cerca de una treintena de comedias mudas de metraje corto, en las que fue creando su inigua­lable personaje de Charlot. Era éste un vagabun­do simpático y tragicómico, humilde y galante, de extraordinaria expresividad y sentimental ternura.

Junto con otras grandes figuras de Hollywood, fundó en 1919 la productora United Artists. Su primer largometraje fue The Kid (1921; El chico), mezcla de comicidad, tragedia y poesía que se re­pitió en The Gold Rush (1925; La quimera del oro). El divorcio de su segunda esposa, Lita Grey, dio lugar a que se desencadenara una campaña de prensa en su contra. Cuando ésta pasó, rodó su fil­me City Lights (1931; Luces de la ciudad), que narraba el romance del vagabundo Charlot y una florista ciega.

Con un doble personaje en lo que fue una parodia de el personaje de Hitler: El gran dictador

En 1933 contrajo matrimonio con Paulette Go-dard, con la que intervino en sus siguientes filmes satíricos: Modern Times (1936; Tiempos moder­nos), crítica del maquinismo, y The Great Dicta-tor (1940; El gran dictador), parodia del nazismo donde Chaplin encarnaba simultáneamente a un peluquero judío y al dictador Hynkel, trasunto ri­diculizado de Adolf Hitler.
Tras un nuevo divorcio y el polémico estreno de Monsieur Verdoux (1947), se inició en los Es­tados Unidos una nueva campaña de desprestigio. Como consecuencia de ello marchó del país con su cuarta esposa, Oona O’Neil, y sus hijos, al es­treno en Londres de Limelight (1952; Candilejas) y se instaló en Suiza.
Sólo volvió a América en 1972 para recoger un Oscar estadounidense después de haber filmado en Europa A Countess from Hong-Kong (1966; La condesa de Hong-Kong). Falleció el 25 de diciem­bre de 1977 en la localidad suiza de Corsier-sur-Vevey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies