Departamento de salud gainesville ga http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html global seguros de salud oklahoma http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html no comprar provigil receta

El colonialismo presente en el siglo XXI

blogerredas 30 agosto, 2010 0

Malvinas Argentinas



Si bien los inicios de esta historia se remontan a 1820, todavía este conflicto no encuentra una solución viable. El punto de conflicto son las Islas Malvinas, ubicadas en el extremo Sur de la República Argentina. Pero, aunque cueste creerlo y ni los mapas presenten alguna lógica, estas Islas son propiedad de Inglaterra. Sí, aún en el 2010 tenemos que soportar los vestigios del colonialismo más brutal y filibustero. Todo tiene un principio: allá por el años 1820, Argentina proclamó la soberanía absoluta sobre estas islas, pero Inglaterra, intempestivamente, apareció en medio de la historia: en el año 1833, de la mano del colonialismo y grandes naves piratas, ocupó estas tierras…

Desde allí que esta historia presentó una infinidad de argumentos, de un lado y del otro, pero aún no se llegó a un acuerdo. Por supuesto que Argentina, viendo que Inglaterra hacia caso omiso a los constantes pedidos diplomáticos, decidió ir por las Islas de manera armada. La acción militar fracasó, dado el gran poderío británico y la juventud de muchos soldados argentinos. Esto tuvo lugar el 2 de abril de 1982. A partir de allí, Argentina retomó las vías diplomáticas, apoyado por el resto de las naciones, pero Inglaterra, vanagloriándose de su colonialismo, mantiene la soberanía sobre estas Islas.

Las llamadas Falklands por los propios ingleses, hoy es habitada por los kelpers (denominación que se le ha dado a las personas que nacen en ese territorio, dominado vilmente por Inglaterra). Mientras tanto, la Argentina no baja los brazos y con la ayuda de sus pares quiere volver a izar su bandera en estas islas que le fueron quitadas de manera desleal.

Si bien nos jactamos de vivir en tiempos de avanzadas tecnológica, con autos que vuelan, celulares con internet y robots inteligentes, el colonialismo sigue presente. Latente. Inamovible.