Departamento de salud gainesville ga http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html global seguros de salud oklahoma http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html no comprar provigil receta

Conquistando el cielo I: Los primeros pasos de la aviación.

aenriquezhz 18 diciembre, 2008 1

 Jacob Peter Gowy pinto la representación de Ícaro cayendo tras intentar volar más alto

El hombre siempre ha admirado y deseado conquistar el cielo, si hablamos un poco de historia encontramos que desde los tiempos más remotos los habitantes de nuestro planeta han estudiado los fenómenos astrológicos, podemos pensar también en la grecia antigua como una muestra de ese deseo de conquistar el espacio aéreo, ya que según la mitología Ícaro y su padre Dédalo escapan de su prisión en la isla de Creta usando alas diseñadas y elaboradas por Dédalo, e Ícaro en su afán por alcanzar el sol termina cayendo al mar.



Historia más reciente, historia más real.

Actualmente los globos aerostáticos son controlables y confiables, no siempre fue así.

En el siglo II d.C., el matemático Herón el Viejo de Alejandría Egipto, plantea la manera de mover una esfera a través de vapor, primer antecedente de lo que posteriormentese considera como la propulsión a chorro. En el siglo XV Leonardo Da Vinci diseña numerosos dispositivos aéreos tales como una hélice, un helicóptero. En el siglo XVIII, el 21 de Noviembre de 1783 para ser exactos, logro realizarse el primer vuelo en globo, ésto fue en París y fue realizado por los franceses Jean-Francois Pilatre de Rozier y Francois Laurent Arlandes, ¿imaginan las caras de asombro de las personas presentes?, después de tantos intentos fallidos, de tantos inventos carentes de realismo éste primer vuelo debió resultar una maravilla

A lo largo de ese siglo se realizaron varias inovaciones en los globos y finalmente Joseph Michel y Jaques-Etienne Montgolfier inventan el globo Aerostático. En 1785 Francois Blanchard lleva a cabo la primer travesía aérea del canal de la Mancha; en 1884  Henri y Gaston Tissandier colocan una hélice y un motor al globo aerostático, sentando las bases para la construcción de las aeronaves dirigibles, lo que aprovecharon Ferdinand Adolf  von Zeppelin y Alberto Santos-Dumont a inicios del siglo XX para crear éstas.