Departamento de salud gainesville ga http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html global seguros de salud oklahoma http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html no comprar provigil receta

Artesanos de la guerra

blogerredas 14 diciembre, 2010 0

Guerrero



Como ya hemos explicado anteriormente, los Incas eran guerreros por naturaleza, y gracias a esta actividad bélica, su cultura logró una expansión nunca igualada por un pueblo latinoamericano. Es que como la vida estaba tan estructurada y organizada, la única manera de sobresalir era con la guerra. De cualquier manera no hay que olvidarse que las primeras guerras tuvieron motivos económicos, luego ya esta tendencia cambió. Los incas vieron la necesidad de combatir para aumentar su prestigio. Era una manera de superarse a si mismos, y mas que nada, superar a los estados anteriores. Es que cada nuevo emperador tenía las intenciones de superar a los anteriores, y ese fue tal vez el motivo por el cual el territorio Incaico se hizo tan extenso.

Los Incas a diferencia de otras civilizaciones como los Aztecas por ejemplo, no exigían tributo a lo pueblos conquistados, sino que solo le obligaban a reverenciar al Inti, y a Viracocha, nada mas. Se les dejaba sus antiguas creencias, con sus dioses propios. De hecho muchas veces las zonas conquistadas eran tan pobres, que no representaban ninguna ganancia para la civilización incaica, sino mas bien significaban toda una responsabilidad.

Los incas no utilizaban arcos, ni flechas para combatir, sino que se basaban en la lucha cuerpo a cuerpo, aunque muchos de ellos usaban hondas, boleadoras, masas, palos afilados y hasta escudos.. también utilizaban espada de madera muy dura, y hachas de guerras con hojas de piedra o cobre. De igual manera empleaban lanzas de madera con la punta endurecida al fuego.

En lo que respecta a la defensa, los Incas además de los escudos utilizaban ropa de algodón acolchado, las cuales eran tan eficaces que los propios españoles la adoptaron para su ejército, descartando los calurosos y pesados atuendos de acero. Finalmente los Incas también se cubrían su cabeza antes de salir a la batalla, con unos cascos de madera o de caña tensada.